18 dic. 2009

Reflexividad

Hace poco mas de un año que existe este proyecto. No pretendo hacer evaluación del contenido. Como había adelantado en la presentación, la periodicidad de las publicaciones, su contenido, su extensión y su diseño serían producto de lo que en cada momento pudiese o quisiese. Podría haber escrito más, pero unas veces la falta de tiempo y otras la de ganas (el cerebro a veces pide descanso), han hecho que en su primer año de vida, los post no superen el par mensuales. Aún así, no pasa nada, lo cierto es que el número de visitas me sorprende, y el puesto en las búsquedas de google del blog no puede ser mejor. Y aunque el objetivo no era darse a conocer, lo cierto es que siempre anima que lo que te ha costado unas horas redactar, sea leído por alguien.


¿Conclusión? Que seguiré por aquí, por ahora, siguiendo la misma filosofía; publicando cuando pueda, de lo que pueda y de lo que vaya aprendiendo. Aprovecho este inusual post para agradecer a aquellxs que suelan leerme habitualmente (si hay alguien y no todos son lectores puntuales). Felices últimos días del año a todxs, y mejor comienzo de año nuevo, si es posible.